Top menu

Tipos de hemorroides y su clasificación

Existen dos tipos de hemorroides en función de su localización en el ano: las hemorroides externas y las internas

Hemorroides externas

Las hemorroides externas son aquellas venas localizadas en la parte del ano recubierta de piel. Quedan en la parte “visible” del ano.

Cuando por un esfuerzo defecatorio se trombosan el paciente refiere un bulto en la región anal, doloroso y de colon azul violáceo.

Es lo que se conoce como trombosis hemorroidal.

Es muy raro que una hemorroide externa sangre ya que la piel que las recubre se lo impide.

Solo en casos de trombosis muy agudas, la presión del hematoma provoca una ulceración de piel con salida del coágulo y sangrado.

Hemorroides internas

Las hemorroides internas en cambio quedan en la parte interna del ano no siendo visibles en condiciones normales. Están recubiertas de mucosa, no de piel, luego son mucho mas vulnerables al roce y la presión. Su principal manifestación es el sangrado o la sensación de “pesadez”. Con el paso de los años, van deslizándose hacia el exterior quedando expuestas al roce externo. Entonces se erosionan y sangran.

Clasificación de las hemorroides

Nota: la clasificación del grado de hemorroides que padece una persona es siempre en base a las hemorroides internas, no de las externas.

  • Grado I: Sangrado con la deposición. Dilatación de los paquetes hemorroidales internos pero sin llegar a “salirse” al exterior. Provocan picor sensación de peso.
  • Prolapso de las hemorroides al exterior en el momento de la deposición pero vuelven a su posición interna inicial de forma espontánea después de la defecación. Provocan picor, sensación de ocupación en el recto.
  • Grado III: Sangrado. Prolapso en el momento de la deposición. El paciente debe ayudarse para reintroducirlas mediante presión manual, con el papel higiénico o sentándose sobre algo duro un tiempo después de la deposición. Provocan picor, dolor y a veces manchado de la ropa interior.
  • Grado IV: Sangrado. Permanecen en el exterior la mayor parte del día. Supuración constante, manchado de la ropa interior, sangrado a veces copioso, sensación de ardor.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
Proctólogo en Madrid especialista en Hemorroides, Fístulas y Fisuras anales, Sinus pilonidal y Condilomas