Top menu

Láser de CO2

Láser de CO2En 1959 se fabrica el primer láser, desde entonces su uso en medicina ha sufrido un fuerte crecimiento en los últimos 15 años por sus importantes ventajas terapéuticas.

Existen varios tipos de láser. Cada campo, cada especialidad, cada tratamiento tiene el suyo propio. Existen láseres para urología de fotocoagulación prostática (láser verde), IPL en dermatología, argón en endoscopia digestiva…etc. Nosotros utilizamos el CO2.

¿Qué aporta el láser? ¿Qué ventajas tiene?

Láser de CO2 FraccionalLas ventajas son principalmente dos: una gran precisión de corte y un mínimo daño tisular. Mientras se estima que el daño térmico (quemadura) producida por un bisturí eléctrico convencional alcanza medio centímetro de profundidad, el láser de CO2 no profundiza más que un milímetro. Es decir, cinco veces menos. Esto quiere decir que respeta los tejidos próximos al área de extirpación. Disminuye la respuesta inflamatoria local y minimiza el dolor postoperatorio. Reduce el traumatismo quirúrgico. Ello se traduce en una recuperación mucho más rápida para el paciente. Las heridas cicatrizan antes. El paciente puede reincorporarse antes a su trabajo. Recorta los tiempos de baja laboral.

Precauciones

El láser no es un instrumento inocuo. Debe ser manejado siempre por personal experimentado. Su mala utilización puede originar importantes complicaciones en manos inexpertas como la estenosis anal.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
Proctólogo en Madrid especialista en Hemorroides, Fístulas y Fisuras anales, Sinus pilonidal y Condilomas