Top menu

Tratamiento para las fisuras

El tratamiento de la fisura debe de ser siempre médico en un principio y si fracasa, quirúrgico. Decir también que por desgracia, con mucha frecuencia esta patología es confundida con hemorroides al no ser valorada por un especialista en proctología. Los tratamientos para hemorroides muchas veces son incluso contraproducentes para la fisura. Visite nuestra consulta.

La piedra angular, el eje del tratamiento de la fisura anal es conseguir una relajación del esfínter anal interno. Hemos visto que en gran parte el dolor que tienen los pacientes es producido por la contractura del esfínter anal.

Por supuesto, muy importante es realizar una dieta rica en fruta y fibra para regular las deposiciones y evitar tanto el estreñimiento como la diarrea. Pueden usarse reguladores del bolo fecal como el Plantago Ovata.

Tratamiento médico de la fisura

  • Calor local: Baños de asiento con agua caliente. Sentarse sobre una manta eléctrica. Si usted tiene una contractura cervical, ¿se pone frío o calor? El calor le aliviará. Pues en una fisura anal ocurre lo mismo. Con frecuencia, los pacientes con fisura anal y mal diagnosticados de hemorroides realizan baños de asiento con agua fría, incluso usan hielo. ¡Gran error! Consulte siempre a un especialista proctólogo.
  • Pomadas a base de relajantes musculares: La única que se vende comercialmente en nuestro país es Rectogesic. Esta formulada a base de Nitroglicerina y vaselina. Es una buena alternativa, pero por desgracia con frecuencia no es bien tolerada por los pacientes al provocar importantes dolores de cabeza como efecto secundario. Ahora, en nuestro centro tenemos los últimos tratamientos, fórmulas magistrales a base de Diltiazem y lidocaina (relajante muscular y anestésico local) que provocan un rápido alivio sintomático sin efectos secundarios. Mencionar que con frecuencia los pacientes, una vez más, mal diagnosticados de hemorroides utilizan pomadas a base de corticoides que no les aportan mejoría.
  • Inyección de toxina botulínica: provoca una inmediata relajación del esfínter anal con desaparición de dolor en menos de 24 horas. Bajo anestesia local. En consulta. De forma ambulante.

Tratamiento quirúrgico de la fisura

Consiste en realizar un pequeño corte en el esfínter anal interno conocido como esfinterotomía lateral interna. Con nuestro láser de CO2 de última generación la intervención puede realizarse de forma ambulante bajo sedación y anestesia local. Siempre en un quirófano con las máximas medidas de seguridad. Monitorización del paciente y presencia de un anestesista.

Los pacientes experimentan una mejoría inmediata, y tienen menos dolor que antes de operarse incluso el mismo día de la intervención. La primera deposición después de la operación es prácticamente indolora y el paciente nota desde el primer momento que ya no tiene que realizar importantes esfuerzos para realizar la deposición. No necesita curas posteriores en consulta.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
Proctólogo en Madrid especialista en Hemorroides, Fístulas y Fisuras anales, Sinus pilonidal y Condilomas